EVANGELIO DEL DÍA: Mt 23,1-12: No hacen lo que dicen.

Fardo

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 23,1-12: No hacen lo que dicen.

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos diciendo:
-En la cátedra de Moisés se han sentado los letrados y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen.
Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar.
Todo lo que hacen es para que los vea la gente:
alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto;
les gustan los primeros puestos en los banquetes
y los asientos de honor en las sinagogas;
que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame «maestro».
Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos.
Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo.
No os dejéis llamar jefes, porque uno solo es vuestro Señor, Cristo.
El primero entre vosotros será vuestro servidor.
El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Comenzamos con el Evangelio de hoy los discursos contra los escribas y los fariseos, podríamos denominar las exhortaciones a ver nuestro pecado y la llamada a la conversión, vemos cómo Nuestro Señor les pone delante a los doctores de la ley judía y a los fariseos deseos del corazón que les aleja de Dios y de los hombres: la hipocresía al estar su conducta personal muy lejos y en desacuerdo con su enseñanza: “No hacen lo que dicen”. Y la segunda, la Ostentación. Viven de escaparate y de cara a la galería. Por eso recomienda la máxima: “El primero entre vosotros será vuestro servidor…”.

Comentando este pasaje del Evangelio el Papa Emérito Benedicto XVI nos señala: “Jesús condena enérgicamente también la vanagloria y asegura que obrar “para que los vea la gente” pone a merced de la aprobación humana, amenazando los valores que fundan la autenticidad de la persona. Queridos amigos, el Señor Jesús se presentó al mundo como siervo, se despojó totalmente de sí mismo y se rebajó hasta dar en la cruz la más elocuente lección de humildad y de amor. De su ejemplo brota la propuesta de vida: “El primero entre vosotros será vuestro servidor” (Benedicto XVI, 30 de octubre de 2011).

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊