EVANGELIO DEL DÍA: Jn 13, 31-33a.34-35: Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros.

amaos

EVANGELIO DEL DÍA:
Jn 13,31-33a.34-35: Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros.

Cuando salió judas del cenáculo, dijo Jesús:
Ahora es glorificado el Hijo del Hombre y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará.
Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros.
Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por la que conocerán que sois discípulos míos, será que os amáis unos a otros.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy nos habla de la glorificación unida a la entrega, pasión, muerte, en la primera lectura de este domingo, los apóstoles, Pablo y Bernabé, animan a las comunidades cristianas a perseverar en la fe recordándoles que hay que pasar mucho para entrar en el Reino de Dios. El pasaje del Evangelio se encuentra en el marco de la última cena, allí el Señor le destaca lo esencial a los discípulos , les presenta podríamos decir su testamento. ¿Qué es lo que nos debería distinguir a los que creemos en Cristo? El distintivo de un cristiano en un mundo sumido en la increencia es la fe, fe que actúa por la caridad. Lo que verdaderamente importa es amar, pero amar como nos ha amado Cristo, amar perdonando, amar dando vida, amar hasta la entrega total, amar hasta dar la vida por amor.

Acudo a la homilía del Papa Emerito, Benedicto XVI, realizada el 2 de mayo de 2010, en ella, nos habla de la novedad del mandamiento dado por el Señor:

“Jesús habla de un «mandamiento nuevo». ¿Cuál es su novedad? En el Antiguo Testamento Dios ya había dado el mandato del amor; pero ahora este mandamiento es nuevo porque Jesús añade algo muy importante: «Como yo os he amado, así amaos también vosotros los unos a los otros». Lo nuevo es precisamente este «amar como Jesús ha amado». Todo nuestro amar está precedido por su amor y se refiere a este amor, se inserta en este amor, se realiza precisamente por este amor. El Antiguo Testamento no presentaba ningún modelo de amor, sino que formulaba solamente el precepto de amar. Jesús, en cambio, se presenta a sí mismo como modelo y como fuente de amor. Se trata de un amor sin límites, universal, capaz de transformar también todas las circunstancias negativas y todos los obstáculos en ocasiones para progresar en el amor.”

Es domingo, día del Señor, alimentémonos de la eucaristía para que podamos vivir firmes en la fe que hemos recibido, la que esta dando sentido a nuestra vida, que nos da fuerza para amar; a no perder nunca la luz de la esperanza en Cristo resucitado, que es capaz de transformar la realidad y hacer nuevas todas las cosas; a vivir de modo sencillo y concreto el amor de Dios cada día y con los que el Señor va poniendo en nuestro peregrinar. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊