EVANGELIO DEL DÍA: Mc 16, 15-20: ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.

jesus-con-los-doce

EVANGELIO DEL DÍA:
Mc 16,15-20: ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo:
«ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»
Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

Celebramos hoy la festividad de San Marcos, Evangelista, a él le agradecemos contar con uno de los Evangelios. Fue discípulo de San Pedro. Se le atribuye la fundación de la Iglesia de Alejandría. En el pasaje evangélico de hoy se nos invita a la misión de anunciar la Buena Nueva, de ser testigos de lo grande que el Señor ha estado y esta en nuestras vidas, la tarea encomendada: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”. Nadie puede ocultar lo que ama, uno irradia lo que valora en su vida. Contagia aquello que para él es muy importante. Sentirse implicado en hacer presente a Cristo en la vida, tener el pleno convencimiento que si el Señor ha llenado de plenitud mi vida, también puede llevar a plenitud la vida de los que me rodean. Tener experiencia del amor de Dios, solo desde allí resulta más fácil anunciarlo y corresponder a su amor. El amor de Dios por cada persona es el centro de la misión y estamos llamados a dar a conocer esta buena noticia. Uno se llena de inmenso gozo al ser instrumento de transmisión a los demás del amor que brota del corazón de Cristo. Ser apóstol es salir al encuentro de las necesidades de los demás, es buscar el bien del prójimo y el mayor bien que podemos ofrecer a los demás es compartir nuestra fe. Hay muchos hombres que buscan y buscan… no terminan de saciar su sed de dicha, necesitan que alguien le lleven a quien puede colmar todas sus ansias de plenitud. Si conocieras el don de Dios, muchos tienen hambre de Dios y no lo saben y necesitan a discípulos del Señor que les lleven a su encuentro. El Señor sigue contando con tu testimonio. Que tengas un buen día.

Jesús Aguilar Mondéjar, sacerdote

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊