EVANGELIO DEL DÍA: Mt 11,25-27: Te doy gracias, Padre.

Multiethnic Group of Hands Holding Gracias

EVANGELIO DEL DÍA:
Mt 11,25-27: Te doy gracias, Padre.

En aquel tiempo, Jesús exclamó:
-Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

PISTAS PARA LA MEDITACIÓN:

En el Evangelio de hoy, el Señor nos da ejemplo de agradecimiento para que nosotros vivamos con la misma actitud. ¡Cuántos motivos tenemos para dar gracias a Dios! (detente un poco en la oración personal de hoy y aprovecha para ser agradecido con Él, piensa cuantos dones, acontecimientos, situaciones, personas… son una bendición y lo ves como normal porque gozas de ellos, aprovecha para darle gracias) ¡Cuántas muestras recibimos de su amor! Qué diferente sería nuestra vida si gastáramos cada momento valorando lo que tenemos y diéramos gracias a Dios por todo lo que permite en nuestra vida, fácil o difícil, gozoso o arduo. Dios es bondadoso. Dios es rico en ternura. Dios es Padre. Dios es misericordioso.

En la catequesis del miércoles, en la audiencia del 27 de junio de 2018, el P. Francisco, aborda el tema del agradecimiento: “A menudo nuestras obras fracasan porque partimos de nosotros mismos y no de la gratitud. Y quién parte de sí mismo, ¿dónde llega? ¡Llega a si mismo! Es incapaz de hacer camino, vuelve a sí mismo. Es precisamente ese comportamiento egoísta que la gente define: “Esa persona es un yo, mí, conmigo y para mí”. Sale de sí mismo y vuelve a sí mismo. La vida cristiana es, ante todo, la respuesta agradecida a un Padre generoso. Los cristianos que solo siguen “deberes” denuncian que no tienen una experiencia personal de ese Dios que es “nuestro”. Tengo que hacer esto, esto, esto… Solo deberes. ¡Pero te falta algo! ¿Cuál es el fundamento de ese deber? El fundamento de ese deber es el amor de Dios el Padre, que primero da, después manda. Poner la ley antes de la relación no ayuda al camino de la fe. ¿Cómo puede un joven desear ser cristiano, si partimos de obligaciones, compromisos, coherencias y no de liberación? ¡Pero ser cristiano es un viaje de liberación! Los mandamientos te liberan de tu egoísmo y te liberan porque está el amor de Dios, que te lleva adelante. La formación cristiana no está basada en la fuerza de voluntad, sino en la acogida de la salvación, en el dejarse amar… la gratitud es un rasgo característico del corazón visitado por el Espíritu Santo; para obedecer a Dios, primero debemos recordar sus beneficios… ¡cuantas cosas bellas ha hecho Dios por cada uno de nosotros! ¡Que generoso es nuestro Padre Celestial! Ahora quisiera proponeros un pequeño ejercicio, en silencio, que cada uno responda en su corazón. ¿Cuantas cosas hermosas ha hecho Dios por mí?”.

Entonces, ¿por qué no le agradecemos todo, absolutamente todo lo que permite en nuestra vida? Hagamos la prueba en el día de hoy. Esforcémonos por decir en todo momento: “¡Gracias Padre!”. Ante cualquier contratiempo, pena o alegría, digámosle: “¡Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien!”. Un corazón grande es un corazón agradecido, comencemos hoy a hacerlo más grande, como nos recuerda el prefacio de la Santa Misa, en verdad es justo y necesario darte gracias siempre y en todo momento.

Que tengas un buen día.
Jesús Aguilar Mondéjar (Chechu), sacerdote.

Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Imagen del autor

2 comentarios

  1. ¿QUIERES VER A DIOS?
    ¡LEE ESTO!
    Las tres cosas que te alejan y
    Las tres que te acercan a Dios
    – El exceso de alcohol te aleja de Dios
    – El exceso de drogas te aleja de Dios
    – El exceso de sexo sin amor también te aleja de Dios
    Las tres que te acercan a Dios
    – Ama a tú prójimo como a tí mismo
    – Aprende a perdonar y
    – A ser humilde
    Eternamente
    Joaquín Gorreta Martínez 62 años

  2. Sin más es así! A mí no me ha dejado nunca, siempre ha estado ahí. Cuando abrimos nuestros corazones de verdad y nos dejamos llevar por lo que hay dentro…ahy está la verdad, ahy está Jesús, ahy está Dios Padre, ahy está la verdad…
    Yo estoy muy agradecida con Dios Padre y Jesus. La gente se puede olvidar de ti pero Dios nos tiene siempre presentes,,,,,,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊