Mc 1,14-20: Convertíos y creed en el Evangelio… os haré pescadores de hombres

Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía: «Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio». Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: «Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres». Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. A continuación los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon en pos de él.
PISTAS PARA LA MEDITACIÓN: 
El pasaje evangélico de hoy comienza con el arresto de Juan Bautista , esto no asustó a Jesús, al contrario, le llevó a predicar el Evangelio a la Galilea de los gentiles, fue una oportunidad para seguir predicando, anunciando, llevando la Buena Noticia. Tenemos que aprender a ver los acontecimientos con mirada de fe, siempre como oportunidades que nos brinda el Espíritu Santo para realizar la historia de salvación, los retos se convierten en oportunidades , en ocasiones para crecer en el seguimiento y en el amor.
Centrándonos en el Evangelio de hoy, señalare tres palabras clave para nuestra meditación: Conversión, Creer y Misión.
CONVERSIÓN: “Se ha cumplido el plazo; está cerca el reino de Dios: convertíos”. Invitación a la conversión, el Reino de Dios esta cerca, es apremiante, urge nuestra transformación, cada minuto que pasa es un minuto menos para nuestra santificación. Apremiante dejarnos transformar por el Señor, no poner muchos inconvenientes a su poda, purificación y cambio. Solía suplicar S. Agustin con la jaculatoria: “¡Convierteme, Señor, para que me convierta!” Siendo consciente que sin Él, sin la ayuda del Señor,  no podemos hacer nada, sabiendo que es Él quien actúa y obra en nosotros cuando le dejamos obrar. Importante, pedírselo, desearlo y poner todo lo que este en nuestra mano para que sea posible. Pero con el convencimiento que sin Él no podemos hacer nada.
CREER: “creed en el Evangelio”. Confiar, fiarse, esperar, abandonarse, dejarlo en Dios,…Toda una invitación a crecer en la confianza en el Señor, a saber fiarse, como diría S. Pablo: “sé de quien me he fiado”. A aprender a descansar en Él, abandonarse,… cuando María acudió a servir a su prima Santa Isabel recibió una bienaventuranza: “Dichosa tú que has creído porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá”. “Dichosa”, es tan grande lo que Dios nos regala al acoger el don de la fe que se produce un cambio profundo en nuestra vida. Dios colma toda la sed que hay en el corazón humano, solo Él puede saciar esa sed, el hombre tiene un deseo de plenitud, de dicha, de felicidad que solo es saciada por Dios y se nos entrega con el regalo y don de la fe. Acoged, cuidad y cultivad tan hermoso regalo.
MISIÓN: “os haré pescadores de hombres”. Cuando uno experimenta la grandiosidad que todo un Dios cuente con tu persona y te hace participe de su inmenso amor, no puedes ocultarlo, aun sin pretenderlo, te desborda, no puedes silenciarlo, se percibe, contagia, interroga, arrastra y se hace apetecible, sin darte casi ni cuenta comienzas a proclamar lo grande que Dios ha estado, y esta siendo en tu vida, que es muy difícil que con la ayuda de la gracia, la esperanza, el Espíritu Santo no siga cautivando corazones hambrientos de plenitud y estos a la vez a otros, ¡Ay de mí si no evangelizo! Un deseo grande de hacer participe del inmenso gozo que colma tu vida, quieres ganar almas para Cristo, que todos los que amas no se pierdan tan gran dicha,  que sean más los que lo puedan descubrir, ya que si lo conocen lo podrán amar, se volverán en instrumentos para encontrarse con el Señor. “pescadores”, aún sin afán de proselitismo, su vida cuestionara, interrogara y se hará apetecible para muchos. No andamos solos en esta pesca, Él nos acompaña y como le gusta decir al P. Francisco, nos “primerea», va por delante.
Jesús Aguilar Mondéjar
Jesús Aguilar Mondéjar

Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Diócesis de Cartagena.

WhatsApp
Facebook
Email
Cursillos de Cristiandad Diócesis de Cartagena
Cursillos de Cristiandad Diócesis de Cartagena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hablamos?
Cursillos de Cristiandad - Murcia
Contáctanos si necesitas algo 😊